Sus Amigos

Con amigos así, queda claro dónde están los intereses de los candidatos republicanos.

Durante los últimos años, el Partido Republicano, desde el liderazgo hasta la base, se ha radicalizado. Atendiendo a una base electoral extremista y vociferante, las élites republicanas han estado dispuestas cada vez más a unirse a los racistas, y una vez en la campaña electoral han preferido usar artimañas políticas divisorias y lenguaje incendiario, en lugar de proponer soluciones verdaderas.

Los republicanos Kevin McCarthy y Elise Stefanik, quienes compiten por puestos de liderazgo en el Congreso, tienen la intención de descarrilar toda solución de sentido común para arreglar nuestro sistema de inmigración. Ellos apoyan y empoderan a otros republicanos que interactúan con nacionalistas blancos, promueven peligrosas teorías conspirativas racistas y denigran a las comunidades inmigrantes.

Las acciones de esos republicanos miembros del Congreso, que interactúan con nacionalistas blancos, se hacen eco de terroristas domésticos y promueven mentiras racistas, amenazan la seguridad y la prosperidad de nuestras comunidades.

Brian Babin (TX-36)

Este congresista de Texas, de un distrito que va del oeste de Houston a la frontera de Louisiana, es un abierto promotor de la teoría conspirativa del nacionalismo blanco, de que hay un complot en marcha para reemplazar a la gente blanca con inmigrantes no blancos. En septiembre pasado, Brian Babin apareció en la televisión para asegurar falsamente que los demócratas tenían una “gran estrategia” con la que querían “reemplazar al electorado estadounidense con inmigrantes del tercer mundo que están llegando ilegalmente, muchos de ellos positivos al COVID”. Desde entonces, Babin ha ampliado persistentemente el lenguaje racista sobre un “gran reemplazo” y una “invasión” migrante. Estas son las mismas mentiras racistas que inspiraron a los asesinos que atacaron en El Paso en 2019 y en Buffalo en mayo.

Kevin McCarthy (CA-23)

Líder actualmente de la minoría en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy espera ser el presidente de ese cuerpo legislativo —la posición de más alto rango en dicha Cámara. McCarthy ha dicho que bloqueará todo intento de proveer vías a la ciudadanía para los Dreamers o los trabajadores agrícolas. También ha prometido poner fin a la investigación sobre la violenta insurrección en el Capitolio federal el 6 de enero de 2021. McCarthy también ha prometido empoderar a sus amigos republicanos que públicamente participaron en actos nacionalistas blancos y amenazaron con violencia política. McCarthy está más preocupado por complacer a Donald Trump y a sus amigos extremistas, que en abordar los desafíos de las familias trabajadoras, como reducir los costos del cuidado médico o aumentar el salario mínimo.

Sus Amigos

Matt Gaetz (FL-01)

Este congresista de Florida representa a la parte del Panhandle, entre Pensacola y Destin, y es amigo cercano de la representante Marjorie Taylor Greene. Matt Gaetz enfrenta acusaciones de tráfico sexual de menores y ha llevado a cabo controversias a la ofensiva como parte de su marca política. A Gaetz se le ha asociado con frecuencia con la pandilla denominada Proud Boys. Orgullosamente apoyó la “teoría del reemplazo” de los nacionalistas blancos, la misma mentira racista en la que se inspiraron los asesinos que atacaron en El Paso en 2019 y en Buffalo en mayo. Gaetz ha defendido la violenta insurrección en el Capitolio federal el 6 de enero de 2021 y ha sido un abierto defensor de las mentiras que tratan de minar la legitimidad de la elección pasada.

Sus Amigos

Paul Gosar (AZ-04)

Representante de una escasamente poblada área del noroeste de Arizona, Paul Gosar tiene una larga historia de asociarse con intolerantes y violentos nacionalistas blancos. Se dice que Gosar fue un participante clave en la planeación de los hechos que culminaron en la violenta insurrección en el Capitolio federal el 6 de enero de 2021. Ha hablado repetidamente en eventos de nacionalistas blancos, de milicias de ultraderecha y otros grupos de odio. Fue censurado por el Congreso tras publicar un video en el que se aludía al asesinato de la representante Alexandria Ocasio-Cortez. Gosar es también un abierto defensor de las mentiras con las que se trata de minar la legitimidad de la elección pasada. Al emplear con regularidad la mortal retórica en torno a la “invasión” de migrantes no blancos, Gosar es un evidente y público nacionalista blanco.

Sus Amigos

Michael McCaul (TX-10)

El representante Michael McCaul (R-TX) es el expresidente del Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes. Tras bloquear durante mucho tiempo la reforma migratoria, McCaul ha abrazado recientemente la peligrosa retórica de la invasión en televisión nacional. Durante un programa dominical de Fox News en abril, McCaul aseveró: “Putin invadió Ucrania… Nosotros tenemos una invasión en mi estado, justo en la frontera, todos los días”. Como texano, McCaul conoce las consecuencias mortales del lenguaje de la “invasión”. En 2019, un pistolero mató a 23 personas en un Walmart en El Paso, luego de publicar un manifiesto antiinmigrante, en el cual afirmaba que el ataque era una respuesta a “la invasión hispana en Texas”.

Sus Amigos

Elise Stefanik (NY-21)

Actualmente tercera en rango de los republicanos en la Cámara de Representantes, Elise Stefanik ganó su posición de liderazgo porque estuvo de acuerdo con las mentiras de que la elección fue robada a Trump y se rehusó a condenar la insurrección violenta en el Capitolio federal el 6 de enero de 2021. Stefanik también usó su campaña para promover la teoría de la conspiración de la supremacía blanca de que los inmigrantes están tratando de reemplazar a la gente blanca y derrocar nuestra democracia. Ella ha hecho eco de la mortal mentira sobre una “invasión” de migrantes no blancos en la frontera. Incluso, tras de que el racista asesino que atacó a clientes en una tienda en Buffalo creía en esas mismas mentiras, Stefanik intensificó ese peligroso lenguaje. Las mentiras de Stefanik sobre la elección y una invasión son peligrosas, y distraen del hecho de que ella quiere negar la ciudadanía, bloquear a todos los refugiados y gastar miles de millones de dólares en un muro, prefiriendo sembrar miedo hacia los inmigrantes para su propia política egoísta, en lugar de trabajar en función de soluciones reales.

Marjorie Taylor Greene (GA-14)

Si hay una intolerante teoría conspirativa por ahí, Marjorie Taylor Greene probablemente ha utilizado su masiva plataforma para ampliarla. La congresista del Norte de Georgia no es solamente una alocada inofensiva. Las teorías conspiratorias que Greene promueve tienen un número de bajas en el mundo real. Ella ha hablado en eventos supremacistas blancos y ha hecho repetidos comentarios intolerantes. Greene defendió la violenta insurrección en el Capitolio federal el 6 de enero de 2021, y ha sido una abierta promotora de mentiras, tratando de minar la legitimidad de la elección pasada. Ha hecho eco con bastante frecuencia de la mortal mentira de la “invasión” de migrantes no blancos en la frontera. Aunque es nueva en el Congreso, Greene tiene una voz prominente dentro del partido y probablemente usará cualquier poder adicional que obtenga al estar en la mayoría para obstaculizar todos los esfuerzos para abordar los desafíos reales que enfrentan las familias trabajadoras.

Sus Amigos

Donald Trump (No Office)

Es duro exagerar el papel que Trump ha jugado al demonizar a los inmigrantes y de radicalizar al Partido Republicano. En junio de 2015, Donald Trump lanzó su primera campaña presidencial atacando a los inmigrantes, al afirmar que México estaba “enviando gente que tiene muchos problemas, y están trayendo esos problemas hacia nosotros. Están trayendo drogas. Están trayendo delitos. Son violadores”. Trump siguió con sus ataques a través de su primera campaña, la totalidad de su presidencia y también en su segunda campaña, Esto ha continuado, incluso luego de haber terminado su periodo. Evocó los peores estereotipos sobre los inmigrantes y los refugiados, al mismo tiempo que invocaba la peligrosa retórica de la “invasión” utilizada por los nacionalistas blancos. Desafortunadamente, el partido de Trump lo ha seguido al pie de la letra. La xenofobia y el racismo han venido a definir al Partido Republicano en la imagen de Trump.

Sus Amigos