Los Candidatos

Derrick Anderson (VA-07)

Derrick Anderson espera que el distrito 7 de Virginia de la Cámara Baja federal retorne a manos republicanas. Un antiguo bastión del Partido Republicano, este distrito es representado por la demócrata Abigail Spanberger desde 2019. Con Spanberger anunciando su retiro del Congreso para postularse a gobernadora, Anderson ha abrazado el apoyo de la extrema derecha y el alarmismo en torno a los inmigrantes y la frontera con la esperanza de conseguir suficientes votos para recuperar el escaño para los republicanos en 2024.

¡Que se enteren!


Trump, MTG y el presidente cameral, Johnson, apoyan las deportaciones masivas de Dreamers, madres de ciudadanos estadounidenses y nuestros familiares, vecinos y amigos establecidos desde hace mucho tiempo en EEUU. ¿Apoya @DerrickforVA este extremismo? www.showmeyourfriends.org

Más Informacion

  • Por ejemplo, Anderson publicó un anuncio afirmando que “las fronteras abiertas de Joe Biden han convertido Virginia en un estado fronterizo. Las sobredosis de fentanilo han aumentado”. Seamos claros: no sólo el presidente Biden ha gastado más en la frontera en sus tres primeros años que Donald Trump en cuatro, sino que las investigaciones sugieren que la retórica temeraria de republicanos como Anderson afirmando que las fronteras están “abiertas” en realidad anima a algunos centroamericanos a considerar la posibilidad de hacer el viaje a la frontera entre Estados Unidos y México.
  • En segundo lugar, la gran mayoría del fentanilo se decomisa en los puertos de entrada en camiones comerciales y automóviles de pasajeros, no en las mochilas de los solicitantes de asilo que buscan presentarse ante los agentes de la Patrulla Fronteriza. Además, casi todos los traficantes son ciudadanos estadounidenses y residentes permanentes, no inmigrantes. Aunque la crisis del fentanilo es un asunto grave, no es un problema migratorio.
  • Anderson también ha recibido el apoyo de una serie de figuras extremistas, como Derrick Van Orden, que estuvo en la manifestación “Save America” del 6 de enero de 2021, “y luego se unió a la multitud que marchó por el Mall hacia el Capitolio”, reportó The Washington Post. Anderson dijo sentirse “honrado” de recibir el apoyo de Van Orden. Asimismo, Anderson se sintió “honrado” de aceptar el respaldo de Elise Stefanik, quien ocupa el cuarto puesto en el liderazgo republicano de la Cámara Baja, y quien se ha hecho eco de las mismas teorías conspirativas defendidas por los racistas asesinos en masa que atacaron El Paso en 2019 y Buffalo en 2022.
  • Notablemente, Anderson se ha rehusado a condenar al expresidente Trump por sus despreciables afirmaciones de que los inmigrantes están “envenenando la sangre” de Estados Unidos. Este lenguaje incendiario es prácticamente indistinguible de la retórica de Adolf Hitler, pero cuando se le dio la oportunidad de distanciarse del mismo o desautorizarlo, Trump redobló la apuesta e intensificó la retórica. Los republicanos y sus aliados de derecha también han participado en una campaña de difusión de conspiraciones nativistas para justificar la subversión de la democracia entre sus partidarios, normalizando la idea de que cualquier resultado electoral que no les favorezca puede achacarse a la conspiración de que los votantes inmigrantes votan de manera fraudulenta.
  • Sin embargo, Anderson ha permanecido en silencio mientras Trump repite el lenguaje de dictadores, y mientras sus amigos extremistas utilizan a los inmigrantes para sembrar dudas y desconfianza en nuestro proceso electoral.

Si Anderson gana su candidatura al Congreso este año, será un seguro sello de goma para la agenda republicana y su fallido enfoque de caos y crueldad en la frontera. No ofrece soluciones reales para abordar las preocupaciones en la frontera mientras él y sus amigos adoptan peligrosas teorías conspirativas, atentando contra nuestra seguridad. Los amigos de Anderson son bravucones y extremistas que satanizan a nuestras comunidades y han dedicado su tiempo en la mayoría cameral a impulsar peligrosas conspiraciones que amenazan nuestra seguridad pública y nuestra democracia. Los amigos de Anderson nos muestran exactamente quiénes son.