Los Candidatos

Jen Kiggans (VA-02)

La congresista republicana Jen Kiggans busca conservar el distrito 2 de Virginia, un escaño púrpura que votó por el presidente Biden en las elecciones de 2020. Aunque durante su campaña de 2022 Kiggans se definió a sí misma como “un poco a la derecha del centro” y enfatizó que “no soy una extremista”, en su primer periodo en el Congreso no ha sido ni lo uno ni lo otro. Ha tenido el respaldo de la congresista Elise Stefanik (R-NY), quien ha promovido las mismas teorías conspirativas racistas que los asesinos en masa que atacaron El Paso en 2019 y Buffalo en mayo de 2022. A pesar de alinearse como moderada, las acciones de Kiggans durante su primer año en el cargo han demostrado lo contrario y ha votado con los extremistas MAGA de su partido.

¡Que se enteren!


Trump, MTG y el presidente cameral, Johnson, apoyan las deportaciones masivas de Dreamers, madres de ciudadanos estadounidenses y nuestros familiares, vecinos y amigos establecidos desde hace mucho tiempo en EEUU. ¿Apoya @RepJenKiggans este extremismo? www.showmeyourfriends.org

¡Llámala directamente!


(202) 225-4215

Más Informacion

  • Kiggans proporcionó un voto crítico para lograr la aprobación del proyecto H.R. 2, también conocido como la Ley de Deportación de Menores: El primer voto de inmigración de Kiggans en el nuevo Congreso fue para conceder a los nativistas un conjunto de medidas que siempre han deseado pero que no ofrecen soluciones al disfuncional sistema migratorio de nuestro país, y en su lugar proponen una serie de iniciativas de la era de Trump, incluyendo despojar a los menores migrantes no acompañados de críticas protecciones. Los colegas republicanos de Kiggans promovieron esta legislación con teorías conspirativas supremacistas blancas sobre ‘reemplazo’ e ‘invasión’ que han inspirado múltiples ataques terroristas domésticos. En su declaración de apoyo al H.R. 2, Kiggans culpó a la inmigración por la “cifra récord de muertes por fentanilo hasta el aumento de la delincuencia, las comunidades de todo Estados Unidos están pagando el precio de esta crisis autoinfligida”. En realidad, la mayor parte del fentanilo llega a través de la frontera por los puertos de entrada traída por ciudadanos estadounidenses, y el argumento de la derecha de que los inmigrantes indocumentados cometen más delitos ha quedado totalmente desacreditado.
  • Kiggans se sumó a los extremistas republicanos de la Cámara Baja para avanzar resoluciones racistas: En junio de 2023, Kiggans se unió a sus colegas extremistas para aprobar dos resoluciones carentes de base pero peligrosas que promueven las teorías conspirativas racistas y la paranoia contra la inmigración y los inmigrantes. Una resolución promovía la falsa e intolerante idea de que los inmigrantes representan una amenaza para las comunidades. La segunda resolución, de la congresista Lauren Boebert (R-CO), presentó artículos de destitución contra el presidente Joe Biden. Un vistazo a la resolución mostró que la intención era más bien que el Partido Republicano adoptara la mortal retórica supremacista blanca de la ‘invasión’. Esta peligrosa e intolerante retórica volvería a entrar en juego durante la farsa para tratar de destituir al secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Alejandro Mayorkas.
  • Kiggans votó para que un promotor de la teoría del ‘gran reemplazo’ fuera el nuevo presidente de la Cámara Baja: El pasado otoño, Kiggans fue una de los 220 congresistas republicanos que votaron unánimemente por la elección del congresista de Luisiana, Mike  Johnson, como el nuevo presidente cameral. Según la directora ejecutiva de America’s Voice, Vanessa Cárdenas, Johnson “ha ido más lejos que la mayoría de sus colegas republicanos en promover una retórica alarmista y peligrosa”. Kiggans votó por el anterior presidente de la Cámara, Kevin McCarthy, durante la votación de Jim Jordan (R-OH), uno de los principales promotores de la teoría conspirativa nacionalista blanca del ‘gran reemplazo’, y de otras demandas completamente inviables y crueles, incluyendo la Ley de Deportación de Menores. Finalmente, Kiggans cedió a las demandas republicanas y del sector MAGA y votó por Johnson, que tiene el mismo historial que Jordan.
  • Kiggans votó a favor de un proceso de destitución impulsado por conspiraciones nacionalistas blancas y antisemitas: En una de las votaciones más escandalosas de la historia reciente del Congreso, Kiggans apoyó la farsa para tratar de destituir al secretario del DHS, Mayorkas. Congresistas republicanos extremistas propagaron la retórica supremacista blanca de la ‘invasión’ y la teoría antisemita del ‘reemplazo’ para justificar el proceso contra Mayorkas, un refugiado judío cubano-americano. “No hace falta ser un sobreviviente del Holocausto como yo para estar preocupado», escribió Abraham Foxman, exdirector nacional de la Liga Antidifamación. “El asesino que disparó en una sinagoga de Poway, California, afirmó que los judíos eran responsables del genocidio de los ‘europeos blancos’. Mayorkas ha advertido públicamente sobre el aumento de la conspiración y la violencia extremista alimentada por el odio”. Pero a pesar de las advertencias de organizaciones judías, académicos constitucionalistas y exfuncionarios republicanos, Kiggans antepuso el partido al país y continuó normalizando la peligrosa retórica que provoca que las comunidades estén vulnerables a ataques.
  • Kiggans guardó silencio mientras Trump se hacía eco de Hitler con viles comentarios de que los inmigrantes “envenenan la sangre” de la nación: La congresista Kiggans no ha condenado al expresidente Trump por sus despreciables afirmaciones de que los inmigrantes están “envenenando la sangre” de Estados Unidos. Este lenguaje incendiario es prácticamente indistinguible de la retórica del dictador alemán Adolf Hitler, pero cuando se le dio la oportunidad de distanciarse o desmentir este horrible lenguaje, Trump redobló su ataque. Los republicanos y sus aliados de derecha también han emprendido una campaña de difusión de conspiraciones nativistas para justificar la subversión de la democracia entre sus partidarios, normalizando la idea de que cualquier resultado electoral que no les sea favorable puede achacarse a la conspiración de votantes inmigrantes ‘fraudulentos’. Pero Kiggans ha permanecido callada mientras Trump emplea lenguaje de dictadores, y mientras sus colegas extremistas echan mano de los inmigrantes para sembrar dudas y desconfianza en nuestro proceso electoral.
  • Kiggans antepuso la aprobación de legislación deshumanizante a mejorar las vidas de las familias trabajadoras: Mientras la congresista Kiggans impulsaba legislación deshumanizante contra familias y niños vulnerables, como la Ley de Deportación de Menores, ha hecho muy poco para mejorar la vida cotidiana de las familias trabajadoras. Según un análisis de ABC News, el Congreso 118, en el cual los republicanos asumen el control de la Cámara de Representantes, ha sido el menos productivo de la historia de Estados Unidos. Incluso dentro del mismo partido han habido críticas como el caso del congresista Chip Roy, (R-TX), uno de los legisladores más ultraderechistas del caucus republicano, quien cuestionó cómo los republicanos pueden afirmar que defienden algo, “y luego no hacen nada al respecto”. Pero en vez de ofrecer soluciones a los trabajadores estadounidenses, Kiggans se ha unido a sus colegas extremistas para priorizar legislación antiinmigrante y un simulacro de juicio de destitución motivado por teorías conspirativas.

La congresista Kiggans ha aceptado el apoyo de funcionarios electos extremistas, como el senador Tom Cotton (R-AR), quien una vez escribió un notorio artículo de opinión instando al expresidente Trump a usar la fuerza militar de Estados Unidos contra los estadounidenses que ejercen  su derecho a protestar. Kiggans seguirá siendo un sello de goma para la agenda republicana y su fallido enfoque de caos y crueldad en la frontera. Ella no ofrece soluciones reales para hacer frente a las preocupaciones en la frontera, mientras sus amigos acogen peligrosas teorías conspirativas poniendo en peligro nuestra seguridad. Los amigos de Kiggans son bravucones y extremistas que satanizan nuestras comunidades y han dedicado su tiempo en la mayoría cameral a impulsar peligrosas conspiraciones que amenazan nuestra seguridad pública y nuestra democracia. Los amigos de Kiggans nos muestran exactamente quiénes son.